Washington, 16 ago (Prensa Latina) El expresidente Donald Trump y 18 de sus aliados fueron imputados la noche del lunes en una investigación por asociación delictiva en un esfuerzo de varios frentes para revertir su ajustada derrota electoral en Georgia en 2020.

Para Trump, que ahora enfrenta cuatro casos penales distintos, la imputación significa el conjunto más amplio de acusaciones contra un expresidente: 13 delitos, entre ellos asociación delictuosa, brindar acusaciones falsas y presionar a funcionarios públicos para que violen su juramento al cargo.

El expresidente Donald Trump y varios aliados figuran hoy en la acusación de Georgia relacionada con los esfuerzos para anular los resultados de las elecciones de 2020 en ese estado del sureste de la Unión.

Es el cuarto caso penal que se abre contra el exmandatario (2017-2021), quien es además candidato a la presidencia del país en 2024, y el segundo este mes. En ambos se alega que intentó subvertir los resultados de la votación.

La acusación detalla docenas de actos de Trump y sus aliados para deshacer su derrota en el disputado estado y ello se desprende de la investigación de la fiscal de distrito en Fulton, Fani Willis.

Los nuevos cargos estarían relacionados con la forma en que instigaron maniobras para mantener a Trump en el poder.

Los imputados en la acusación se negaron a aceptar que Trump perdió, y a sabiendas y voluntariamente se unieron a la conspiración para cambiar de manera ilegal el resultado de las elecciones a favor del magnate, reseñan medios locales.

Otros acusados, por solo citar unos nombres, son el exjefe de gabinete de la Casa Blanca Mark Meadows, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, y un funcionario del Departamento de Justicia de su administración, Jeffrey Clark.

La avalancha de casos penales contra Trump -cuatro en cinco meses, cada uno en una ciudad diferente- podrían interponerse en sus esfuerzos por llegar a la Casa Blanca de nuevo.

Willis lleva casi dos años investigando los esfuerzos de Trump por interferir en las reñidas elecciones estatales de 2020, que perdió frente a su rival Joe Biden.

«El trabajo está cumplido», dijo Willis recientemente a los periodistas en Atlanta, capital de Georgia.

El diario The New York Times sacó a la luz hace poco el contenido de un memorando con nuevos elementos sobre cómo la campaña de Trump planificó subvertir el proceso del Colegio Electoral e instalar falsos electores republicanos en varios estados.

Nunca antes un expresidente de Estados Unidos y además candidato al Despacho Oval estuvo tan liado con acusaciones, posibles juicios e investigaciones como Trump, que, pese a todo, es el actual favorito del Partido Republicano para 2024.

El exocupante del Despacho Oval fue acusado ya en tres casos separados este año; recayeron sobre él decenas de cargos federales y estatales; tiene fecha de juicios y espera por otros, pero niega haber actuado mal y dice que se trata de una cacería de brujas por motivaciones políticas.

Visitas: 0