Llegó el día en el que el Gobierno, los empresarios y los sindicatos comienzan a destaparsus cartas en la negociación del incremento del salario mínimo del 2023.La discusión de este año es especialmente difícil debido a que la inflación está en niveles máximos de hace 23 años y lo que busca la mesa tripartita es que los trabajadores no pierdan su poder adquisitivo. 

Con la inflación anual de 12,53 por ciento a noviembre que reveló hace unos días el Dane más el dato de productividad que acogieron de 1,24 por ciento, el piso de la negociación se situó en 13,77 por ciento. 

Los primero en lanzarse al ruedo fueron las centrales obreras que esta mañana propusieron que el ajuste salarial de los colombianos debería ser del 20 por ciento. Aún se está a la espera de las propuestas delgobierno en cabeza de la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez y la de los empresarios. 

“Hay ambiente de concertación. Estamos trabajando en los procesos para mantener el poder adquisitivo de los colombianos”, señaló la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez. 

Peticiones de los sindicatos 

A parte del incremento salarial del 2023, los sindicatos también pidieron en medio de la negociación que se controlen las tarifas de energía eléctrica o que la Superintendencia Financiera no siga aumentando la tasa de usura. También solicitan tomar medidas frente a al dólar caro por su impacto en los alimentos importados y, por ende, en los precios. 

Qué sigue 

La próxima semana serán las jornadas de discusión y concertación del incremento del mínimo y el día 15 acaba el primer plazo para la concertación del monto. 

Cuatro días más tarde será la presentación de la salvedades de las partes; el 22 de diciembre el estudio de las mismas y finalmente el 30 de diciembre es la fecha límite que tiene el Gobierno para sacar un decreto. 

¿Cuántas personan ganan un mínimo en Colombia? 

Según el Ministerio de Hacienda, más de la mitad de los empleados colombianos ganan un mínimo o menos. En concreto, el 58,8 por ciento del total de las personas que están ocupadas, lo que representa 12,8 millones de trabajadores. 

De ellos, el 15,7 por ciento gana únicamente un mínimo (3,4 millones de personas) y más del 43,1 por ciento (9,4 millones) no llega ni tan siquiera a ganarse ese millón de pesos que está establecido por ley. 

Otras propuestas sobre la mesa 

Diferentes centros de pensamiento y gremios también están aportando a la discusión del salario mínimo y lanzando apuestas. Por ejemplo, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, dijo que el alza debería ser de 13,5 por ciento, con base en la inflación estimada al cierre de 2022 y el crecimiento estimado de la productividad. 

“La suma de una inflación esperada para 2022 de 12,3 por ciento y un estimativo de crecimiento de la productividad total de los factores de 1,2 por ciento indican que técnicamente el salario mínimo debería aumentar un 13,5 por ciento en el 2023”, aseguró. 

También Anif sugirió que el incremento del salario mínimo para el 2023 debería rondar una variación cercana al 13,9 por ciento. Además, dijo que dentro de la discusión se deberían tener en cuenta factores como que en los últimos años el incremento del mínimo ha sido superior a la fórmula de inflación más el aumento de productividad, lo que implica un crecimiento real en el valor del salario mínimo que ganan los colombianos. 

El centro, liderado por Mauricio Santamaría, alertó de que aunque la mejora del poder adquisitivo de quienes ganan un mínimo persigue un objetivo loable, como lo es el de lograr un mejor nivel de vida para los trabajadores, este puede llevar a efectos indeseables como aumentos en los niveles de informalidad, que resultan en un mayor número de personas con ingresos por debajo del salario mínimo, e incluso puede tener repercusiones negativas para el empleo. 

Visitas: 0