Sin título-1La inseguridad acecha cada rincón de la capital quindiana. Dentro de la ciudad de Armenia siempre se han tenido en cuenta como “puntos negros” algunos sitios o sectores denominados peligrosos por el alto número de atracos o actos vandálicos registrados semanalmente. Estos sitios en su gran mayoría se concentran al sur, o en el centro y centro occidente de la ciudad, conociendo los barrios o puntos críticos, pero ahora el norte no es ajeno a esta situación, cada vez con más fuerza los amantes de lo ajeno se apoderan de exclusivos y tranquilos barrios o sectores del norte, aumentando la intranquilidad y temor en sus habitantes ante la falta de respuesta por parte de las autoridades.

Por: Andres Felipe Zapata 

Siempre lo hemos mencionado, para Armenia ser una ciudad tan chica, es mucha la delincuencia que concentra. Problemáticas sociales de todo tipo son naturales y frecuentes, sin ninguna reducción en sus estadísticas y las autoridades sin mucho por hacer, ven como unos cuantos desadaptados se les salen de las manos.
El hurto ha sido uno de los permanentes y preferido accionar por los maleantes en la ciudad. El hecho de entrarse a una vivienda y robar pertenencias, o atracar a algún incauto y despojarlo de sus cosas o abrir un vehículo para robar dinero, radio, bolsos y etc., ha sido demasiado fácil y no es ajeno de los barrios del norte de la ciudad. Cada vez son más los casos y las bandas identificadas que operan en este sector de Armenia. Bandas organizadas, que se transportan en lujosas motos o carros de alta gama, delincuentes bien vestidos para no dar una mala impresión a los vecinos o vigilantes ingenuos que nada pueden hacer ante la astucia y sangre fría de estos malhechores.
Por estos últimos días, el sector del barrio Laureles ha sido foco de hurtos, especialmente a vehículos que se dejan estacionados alrededor del Supermercado Laureles y los locales comerciales o restaurantes del sector, siendo presa fácil y predilecta de estos hambrientos de lo ajenos, quienes a pesar de la “vigilancia” de alguno que u otro celador, se las arreglan perfectamente para hacer de las suyas y en menos de un minuto abrir algún carro y robarlo.
Esta denuncia llega a nosotros de ciudadanos, habitantes del sector o víctimas de estos maleantes por haber dejado su vehículo estacionado, quienes cansados de esta realidad no encuentran la forma de contrarrestar la situación, ya que por otro lado la Policía tampoco ha podido controlar este grave problema.
Corresponde a la ciudadanía disponer de planes de contingencia para resistir y oponerse a seguir siendo víctimas de unos cuantos y que las autoridades hagan mayor presencia en el sector a ver si de una vez por todas se elimina o controla a esta plaga de delincuentes que tanto daño hacen.

Visitas: 8