Cada 22 de marzo, el mundo celebra el Día Mundial del Agua, una fecha destinada a resaltar la importancia del agua dulce y abogar por su gestión sostenible. En el año 2024, esta jornada cobra especial relevancia bajo el lema «Agua para la prosperidad y la paz», liderada por la UNESCO y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa en colaboración con la ONU.

El agua es un recurso fundamental que contribuye a generar beneficios para las personas y las comunidades, siendo un motor crucial para la prosperidad. La gestión sostenible del agua es esencial para garantizar la equidad en la distribución de estos beneficios, lo cual a su vez promueve la paz.

En este sentido, la cooperación internacional desempeña un papel vital, especialmente considerando que más del 40% de la población mundial habita en cuencas fluviales transfronterizas. Estas representan cerca del 60% de los recursos globales de agua dulce, subrayando la necesidad imperante de diálogo y colaboración en la gestión de los recursos hídricos.

El Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2024 será presentado en la Sede de la UNESCO en París el 22 de marzo de 2024. Este informe examina cómo el desarrollo y la preservación de un futuro hídrico seguro y equitativo sustentan la prosperidad y la paz para todos. Además, destaca cómo la inseguridad hídrica puede amplificar la pobreza, la desigualdad y los conflictos sociales.

La presentación del informe, organizada por la UNESCO y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, busca concienciar sobre la necesidad de abordar los desafíos relacionados con el agua y promover la cooperación internacional en la gestión sostenible de este recurso vital para la humanidad.

Visitas: 0