Crédito: Prensa Óscar Iván Zuluaga.

 (EFE).- La Fiscalía colombiana imputará cargos al excandidato presidencial uribista Óscar Iván Zuluaga y también a su hijo David Zuluaga como parte de la investigación por la trama de corrupción de la multinacional brasileña Odebrecht.

Así lo informó este martes la Fiscalía que en un comunicado explicó que solicitará una audiencia de imputación para acusarlo por «los delitos de falsedad en documento privado, fraude procesal y enriquecimiento ilícito de particulares».

Zuluaga fue candidato presidencial del partido uribista Centro Democrático en las elecciones de 2014 en las cuales fue derrotado en segunda vuelta por el entonces presidente Juan Manuel Santos.

Las medidas hacen parte de las investigaciones por el caso Odebrecht, escándalo de corruptelas con ramificaciones en varios países latinoamericanos.

Dinero no reportado

Según la Fiscalía, Zuluaga supuestamente «recibió y no reportó 1.610.000 dólares que le entregó la constructora brasileña para cubrir la contratación del publicista» José Eduardo Cavalcanti de Mendonça, conocido como «Duda» Mendonça.

La investigación desveló que «entre junio y julio de 2014, Odebrecht giró 1.610.000 dólares a las cuentas de una empresa que el reconocido publicista tenía en Panamá. De esta manera, el aspirante presidencial, presuntamente, terminó de cubrir los honorarios de ‘Duda’ Mendoça».

Según la Fiscalía, con esta actuación «se habría vulnerado el artículo 109 de la Constitución Política de Colombia, el cual prohíbe a los partidos políticos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos recibir financiación de personas naturales o jurídicas extranjeras para campañas electorales».

Igualmente señala que «las evidencias dan cuenta de que Óscar Iván Zuluaga tenía conocimiento del aporte ilícito y presentó una contabilidad con tal omisión ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), a fin de obtener una reposición de votos por más de 25.000 millones de pesos (unos seis millones de dólares de hoy), como en efecto ocurrió».

Otro proceso por concesión vial

La Fiscalía también imputará a la exministra de Transporte Cecilia Álvarez, quien supuestamente participó en los trámites de dos adendas al contrato con Odebrecht para el tramo Ocaña-Gamarra de la carretera «Ruta del Sol II, privilegiando intereses personales y favoreciendo al consorcio contratista».

Eso ocurrió entre septiembre de 2012 y agosto de 2014, siendo Álvarez ministra de Transporte de Santos.

Esas adiciones permitieron a la concesionaria «Ruta del Sol» instalar dos nuevas estaciones de peaje y subir el cobro en otras cinco que estaban en funcionamiento.

Para la Fiscalía, las pruebas «indican que las adiciones y las demás actuaciones se hicieron sin estudios técnicos que las sustentaran».

Según el ente investigador, está acreditado que el tramo Ocaña-Gamarra no tendría relación alguna con el objeto principal del contrato «Ruta del Sol II» y debía tramitarse a través de un nuevo proceso de contratación por licitación pública.

Visitas: 0